La leche vegetal

¿Conoces la leche vegetal? ¿Sabías que no todas las leches provienen de las vacas? La leche vegetal es una buena alternativa a la leche tradicional ya que no contiene lactosa ni grasa animal.

Es una leche de consistencia cremosa y dulce, lo que la hace el sustituto perfecto de la leche tradicional para las personas con intolerancia a la lactosa o a las proteínas de la leche de vaca.

Los que quieran variar su alimentación encontrarán una buena opción en este tipo de leche pero no contiene vitamina A ni calcio, contrariamente a la leche de vaca, rica en ambos nutrientes.
De ahí que muchas leches vegetales estén enriquecidas en calcio.

La untuosidad que la caracteriza hace que se pueda utilizar en cocina tradicional, siempre que sea natural, para elaborar, por ejemplo, una bechamel, quiches saladas, etc.

Tipos de leche vegetal
Un ingrediente (semilla, cereal, etc.) remojado en agua, molido y filtrado. Ése es el principio de base de la fabricación de la leche vegetal, sustituta de la leche de vaca y muy consumida en cocina biológica.

Existen diferentes tipos:

-La leche extraída de las leguminosas: la leche de soja es la más antigua y conocida de todas las leches vegetales. No obstante, es más correcto hablar de “zumo de soja” que de “leche de soja”.
-La leche extraída de los cereales: arroz, avena, y pseudocereales como la quinua.
-La leche extraída de los oleaginosos: almendras, avellanas, nuez de coco, etc.

leche vegetal

 

La leche de soja (o bebida de soja)
Es la más antigua de todas las leches vegetales. Tiene un sabor bastante marcado que no gusta a todo el mundo, por eso, a menudo, se aromatiza con vainilla.

La podemos encontrar natural, azucarada o con un ligero sabor avainillado. Sus propiedades son las mismas que las de la leche de vaca: con ella se pueden hacer cuajadas, tofu y yogures.

La leche de arroz y la de avena
Las leches de cereales son mucho más neutras en cuanto a sabor y tienen un toque dulce natural. Van perfectas para los postres en general o dulces como los huevos con leche y las crepes, especialmente deliciosas con leche de avena y frutas (crepes de manzana, por ejemplo).

La leche de arroz se recomienda para elaborar bebidas tipo batidos y smoothies. También la utilizan los amantes del café con una gota de leche.

La leche de los oleaginosos
La leche de almendras se vende en brick o se puede elaborar en casa fácilmente. Es muy sabrosa y queda exquisita en postres y helados. La leche de avellanas aporta un toque praliné a todas las preparaciones azucaradas. Y la de nuez de coco se elabora sencillamente triturando nuez de coco.

Se trata pues de una leche pura, densa y muy cremosa, rica en materia grasa. Puede remplazar a la crema fresca y es indispensable para preparar curry y sopas.

¡Que pases un Fun Day!

Etiquetas: ,

Aùn no hay comentarios. Ingresa el tuyo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>